martes, 1 de agosto de 2017

Entre brumas

 Así se conforma esta tierra, entre brumas suaves, delicadas, que borran los perfiles y los contornos de las cosas.
Entren brumas, la conciencia se disuelve y pierde la necesidad de asimilar y registrar el presente.
Conforme se acerca la noche, la niebla es más densa. Los perfiles desaparecen, la bruma me va cercando y ya casi solo distingo mis manos.
La luz se apaga cada vez más temprano y entro en el
 reino de las sombras. Miro dentro porque fuera ya no existo.Todo a mi alrededor ha desparecido y solo quedan mis adentros.
Actos y sensaciones que parecen haber sido vividos sin ser registrados en la conciencia se convierten finalmente en la materia que ha hecho mi propia vida.

Intento mirar más allá de la bruma: Unas rocas se insinúan entre las sombras.
Intento descubrir las siluetas de los pinos y no lo consigo aunque estoy dentro de ella  y aquí, en el interior de la bruma intento conectar con mis muertos. Cerrar los ojos y sentir su presencia añorada, preguntar qué es lo que tienen que contarme, qué quiero contarles yo, tender las manos...recuperar las horas perdidas... reparar lo irreparable.
Todo el día caminando entre brumas la niebla acaba por convertirse rocío en mi piel, me penetra hasta los huesos.
El descenso de la luz y la luna negra, en la que intento descansar me hace ver las cosas con otra perspectiva, me predispone a la tristeza, que es otro cristal con el que ver las cosas. Habla una parte de mi, la más reprimida, la más olvidada y sin embargo, la más verdadera. Mientras la noche envuelta en el perfume de la bruma ha terminado por borrar hasta los contornos de las sombras.



Relacionar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...