Mostrando entradas con la etiqueta retazos. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta retazos. Mostrar todas las entradas

domingo, 18 de junio de 2017

Supersticiones


Para una buena parte de la sociedad, la existencia de un mundo invisible de poderes paranormales es un hecho. Bajo esta idea subyacen la superstición y el pensamiento mágico, ambos muy extendidos.


Las supersticiones son creencias que se tienen de determinadas situaciones, sin la evidencia científica que puedan afirmarlo. 

En algunos países forman parte de la cultura popular, en Venezuela por ejemplo, muchas personas creen que situaciones de la vida diaria pueden o no, suceder de forma voluntaria e influirán de alguna forma en sus vidas.

 En Escocia se creía que dormir con un cuchillo bajo la almohada evitaría que las brujas se lo llevasen mientras dormían y en muchos países se considera fatídico regalar un arma blanca. En fin, un sin número de creencias que forman parte de la cultura de los pueblos.

Las supersticiones romanas estaban en gran parte relacionadas con el mundo de la naturaleza; los romanos leían presagios de desastres en el croar de los cuervos y encontraban protección contra el mal de ojo entre las hojas del acebo. Junto a esta consulta de los augurios, iba una fe en las propiedades mágicas, generalmente medicinales, de plantas y animales.

Las supersticiones nacen, pues, del temor ante: enfermedades, muerte, peligro, etc. Y para combatirlo, el hombre creó creencias y poderes especiales para liberar las malas influencias, ya que fue tomando conciencia de que los seres humanos compartimos el temor ante objetos, animales y situaciones idénticas o similares.

 De este manera podemos decir que todas las culturas o civilizaciones que han existido a lo largo de la historia han tenido la necesidad de crear sus propios mitos, explicaciones religiosas, supersticiones y su origen en el universo. Todas ellas son diferentes entre sí, por lo cual para una cultura o civilización son esenciales los relatos que expliquen su propio origen, donde no es importante si es real o imaginario.

miércoles, 22 de marzo de 2017

PEPE

Pepe es un nombre hipocorístico, cuyo significado es el de aquellos apelativos cariñosos y familiares que suplantan a un nombre real.

"Xa viña ben unha auguiña". Acostumbrados a la lluvia, los abuelos miran con gesto torcido al cielo si pasa más de unos días sin que aparezcan las nubes.
En esto estaba yo pensando cuando tras el portalón: el sonido, tras el sonido, la pregunta: ¿ Pepe eres tú?.
Pepe viene a cortar la hierba durante todo el tiempo que a ella le da por crecer levantándose un palmo sobre la tierra. Hace ya años que lo hace.
Pepe es un hombre bueno, honesto y leal. Tiene el rostro curtido por el sol y el viento de trabajar al aire libre. Es delgado, diría que casi enjuto pero fuerte, el pelo le nace casi desde las cejas, de tal manera que si lo deja crecer un poco casi no se le ven. Típico personaje del rural gallego.
¿ Pepe sabe si hoy abrirán las tiendas en el pueblo?
"Ay, eu non sei que é iso das letras galegas. Se fora un santo deses como Dios manda pero iso que é?  agora seguro que o súper estará aberto"
Entra dispuesto, como siempre, a que la máquina no le falle, casi viene murmurando por el camino, en su moto, hasta que el run run se para detrás del portalillo de la finca.
Tiene llaves que normalmente no utiliza, sólo cuando no estamos, claro está y tiene que entrar en la finca por alguna circunstancia.


"Iba vir esta mañán pero pensei que a herba tiña que estar mollada, e non de orballo. Seica a noite choveu moito. Eu metinme na cama cedo pois que otra cousa pódese facer no inverno, de noite e con frío."
Nada, Pepe, nada, contesto no muy convencida de la respuesta que le doy. Nunca estoy muy segura de lo que le digo a Pepe. Simplemente le sigo la corriente pues tengo el convencimiento de que de otra manera no nos entenderíamos.
"Vou coller a máquina. ¿ O xefe levouna a arranxar?
Si. Como siempre.
" Vou, ao mellor aínda chove." Y sin más echa a andar con Trufa pisándole los talones y saltando a su alrededor , sabedora de que en un instante, no más, aparecerá con ese monstruo infernal que va arrastrando por todo el jardín y al  que a ella le produce un gran espanto.
Si no la llamo, en cuanto la ve asomarse por la puerta del galpón, le lanza unos ladridos ensordecedores que se oyen por encima del sonido de la cortadora. Después, se retira muy digna y viene a mi llamada, no sin antes lanzarle una mirada furibunda, en la que le dice que a pesar de todo ella es la que manda.






.

jueves, 8 de septiembre de 2016

ENTRE VIÑEDOS

Aquí está la magia de un territorio envuelto  en aromas y colores que cambian en cada estación. Aquí están los viñedos distribuidos en bancales. Una tierra excavada poco a poco por el río, incansable escultor de paisajes, que hizo la primera parte del trabajo tallando cañones de hasta 500 metros de profundidad.
Lo que hoy se llama Ribeira Sacra, ya desde el siglo doce se conocía como Rovoyra Sacrata - el robledal sagrado- por los "carballos"- robles- que poblaban sus laderas y por los cenobios dispersos que albergaba la zona hasta el punto de disponer de la mayor concentración de monasterios e iglesias románicas de Europa.

Se trabaja, prácticamente, como se hacía en tiempos de nuestros  abuelos, la orografía del terreno es extremadamente complicada. Todo el trabajo en la viña es manual. Los racimos se van cortando uno a uno de las cepas. El calor ha sido el aliado en esta campaña. Las altas temperaturas, el desnivel del terreno, la belleza del paisaje, las charlas entre los vendimiadores, la prueba de la uva, la carga de cajas...La misma sinfonía durante dos semanas para sacar adelante una vendimia única, la más espectacular de España.
Una catedral es un templo cristiano donde tiene sede el obispo; desde allí preside la comunidad cristiana, enseñando la doctrina de la iglesia. A mí, particularmente, sin menospreciar para nada las catedrales, faltaría más, me gustan mucho más las que han sido creadas por Dios y esta zona, la Ribeira Sacra, llena de monasterios y bellísimos paisajes, podríamos denominarla como tal. Una tierra donde el vino dibuja el paisaje y donde no entiende de prisas. En la viña las prisas son inviables, con el desnivel del terreno y la disposición en las estrechas terrazas de piedra, el vendimiador no puede asumir más que una lenta y constante cadencia en el trabajo
Comprende las riberas de los ríos Sil, Miño y Cabe, se encuentra entre el sur de Lugo y el norte de Orense.
En las laderas escarpadas de estas riberas, los romanos plantaron las primeras vides y después, los monjes fueron perfeccionando la técnica.
Ahora, hay que imaginar vendimiar en una ladera de un 85% de inclinación con suelo de pizarra y granito, después cargar a base de acrobacias varias, las pesadas cajas con uvas, esquivando las vides hasta llegar al camino para luego cargarlas en una barca que las transporta a tierra firme.
Los dolores de espalda, la pesadez en las piernas, las manos teñidas de uva tinta, los dedos perdidos entre los racimos, el vértigo de los bancales, el sol en la cabeza, la ropa sucia...
Las cajas, después de horas parecen pesar el doble pero esto no impide contar la anécdota del día anterior que provoca la risa entre quienes vendimian. Parece que no pasa nada y, sin embargo se está ya gestando un nuevo vino que después en una copa contará o acompañará a alguien contando una historia que si se sabe escuchar se volverá la vista hasta hace unas décadas, a un paraje casi virgen donde se pueden ver restos de monasterios e iglesias en cualquier rincón hacia el que se mire, donde hay que aprender a vivir con el vértigo y el esfuerzo.
El resultado es un cúmulo de sabores que impregnan los vinos de esta zona que se va elaborando sin prisas hasta que está perfecto.
 Es un trabajo duro, como muchos, y agotador. En las laderas se ven pequeños refugios donde dormían las familias en la época de la vendimia. Muchas de estas tierras se abandonaron y los jóvenes dejaron los pueblos para ir a la ciudad, no obstante, un buen número de paisanos retornaron a la Ribeira Sacra a finales del sigloXX y los viñedos han vuelto de nuevo a florecer.









  

sábado, 30 de abril de 2016

Cuando florecen las glicinas


"Si el cuquillo no ha venido el 25 de abril, o se ha muerto, o lo han matado, o es que no quiere venir".
Pero no sólo han llegado los cuquillos y los vencejos cruzando el aire, también golondrinas y aviones están aquí ya muy cerca de nosotros. Es el sonido de la vida
La tierra suspira alegre en  Abril que huele a jazmín y a azahar.

Las glicinas se han ido enrollado en la estructura de la pérgola a lo largo del tiempo, abrazándose a ella, diría yo, que con ansia de florecer. Su aroma atrae inevitablemente los recuerdos; esas conversaciones que uno mantiene consigo mismo. Y es que con bastante frecuencia, últimamente, me hablan desde el otro lado del espejo, aparecen de golpe rescatando una niñez rodeada de aromas y olores tan persistentes, que atraviesan la nostalgia de otra edad y se sientan conmigo a oír el silencio.
La tierra en abril suspira y entre suspiros se llena el aire de aromas del jazmín, el azahar y las glicinas. Hay una preciosa luz que inunda la tierra. No cabe duda que, en otoño, los colores hacen soñar; sobre todo, a aquél que lleva en el corazón a un artista; son como el buen vino añejo, sin embargo los colores en abril, embriagan como un vino joven trayendo alegría y bienestar.
La naturaleza despierta y las gotas de lluvia que el cielo hace caer,  besan el sol haciéndolo multicolor asomándose en él el arco iris.






En la lentísima belleza de la noche, a altas horas, cuando la luna se hace de plata en el cielo, el corazón decide, cambiar de soledad y de sendero.

Esta tierra es verde porque el verde aparece sobre otro verde a medida que cambiamos el escenario de nuestros sueños.



Los prados se visten de verde y cantan:

Son de abril las aguas mil. 

Sopla el viento achubascado, 

y entre nublado y nublado 

hay trozos de cielo añil.
 Antonio Machado





En primavera  late aún más fuerte el corazón verde de Galicia. El canto del cuco en los bosques y la vuelta de las golondrinas, certifican su llegada. Este mes, es un terrible loco y como tal inestable, juega a sorprendernos con días de azul intenso a otros encapotados de gris y lluvia fría.





Y todo esto ocurre cuando florecen las glicinas















miércoles, 10 de febrero de 2016

Gaviota


El olor a sal en el aire, la neblina hecha jirones en la ría, el avanzar lentamente de las cortinas de agua de lluvia por la boca norte de la ría de Vigo hasta llegar a tierra. Asomarse al mirador del monte del Castro y ver pasar a los catamaranes mecidos por el vaivén de las olas de un extremo a otro, el sonido de los faros en la densa  niebla para avisar a las embarcaciones del peligro inherente que suponía la navegación a ciegas y...las gaviotas; ese chillido de las gaviotas revoloteando encima de los barcos en la lonja del puerto.Verlas planeando entre las ráfagas del viento y llegar en bandadas al refugio de los arenales o a los muelles cuando amenazaba temporal o tormenta. 


Ese mirar hacia un horizonte que no tiene límites, esa sensación de libertad, ese mar azul, gris o verdoso o totalmente negro salpicado de las luces de colores del puerto en la oscuridad de la noche.
Todo eso impregnó mi niñez y mi juventud de vivencias tan importantes que me hacen recordar siempre el  lugar al que pertenezco.

Existe la creencia de que las gaviotas que sobrevuelan las orillas de las playas, son el último pensamiento de las personas que han muerto en el mar, lejos de su hogar y de su gente.

Cuentan, que esos pensamientos, son siempre, pensamientos de amor. Cuando la vida se extingue es probable que el pensamiento busque a los seres que ha amado para enviarles en ese último instante un mensaje de cómo nos llevamos al otro lado el amor que nos dieron. Por eso, en estas costas se convive con ellas y se las respeta tanto que es extraño que alguien se atreva a matar a una gaviota.
Por su habilidad para aprovechar las corrientes marinas, a veces violentas, con el fin de sobrevolar un mar desatado, por ejemplo, ha incitado a los marineros a creer que su presencia en alta mar representaba el alma de un marinero siguiendo el barco en el que vivió.
Son capaces de volar aprovechando las corrientes de viento, sin necesidad de batir sus alas, sosteniéndose en el aire de una forma que parecen flotar sin moverse.
Al vivir en las costas se les asocia con espíritus libres inspirando a escritores, poetas y compositores musicales. Tal vez porque siempre están al lado del mar o en el mar, o porque son seres bastante libres y apenas sufren ataques de los hombres ni casi de ningún depredador.

La gaviota tiene un gran significado para los marineros, ya que al verlas significa que están cerca de tierra; el


hogar al que regresar después de una dura jornada de pesca. Comparte, la gaviota, con él las capturas y se ha hecho amiga del hombre después de miles de años.

Estas aves necesitan de la ayuda del viento para elevarse debido a su abundante plumaje, sin embargo, son capaces de volar tan rápido como los halcones debido a que sus alas están perfectamente diseñadas para esta actividad que es el vuelo.

Beben agua del océano y la digieren pese a tener tanta sal.
 Es grande y, es muy valiente cuando defiende sus pollos y, dicen que intuyen el momento de su muerte y que por eso es que se dirigen a mar abierto cuando llega el momento.
Seguramente, esto tendrá una explicación biológica, no lo dudo pero...a mi, sin duda, me gusta más pensar que hay una intención en esta ave más profunda y más sentida que la lleva a volar hacia una libertad eterna.

miércoles, 27 de enero de 2016

MIMOSAS


Después del otoño y, ya pasando Enero, en pleno corazón del invierno aparece, en Galicia, la primera flor: LA MIMOSA.

Esa lluvia de oro que inunda con su aroma orillas, laderas y caminos de bosques.
 Simplemente, es un estallar de luz. Es un inundar de aroma. Es la belleza de un árbol que se ha mantenido hasta el momento casi desgarbado y que ha pasado desapercibido durante el resto de los meses del año. 
Ah! pero con el andar de los primeros meses, según la zona, y como un nuevo amanecer en un día claro, despliega toda su belleza con una delicadeza insuperable por ninguna otra flor.
Igual que la xesta, esa retama tan querida  por los gallegos, también de porte desgarbado como una adolescente que promete una belleza extraordinaria en su madurez, también, como ella, tímida, se repliega sobre sí misma cuando siente la proximidad de algo o de alguien  apenas la rozas.
Se le conoce como mimosa o sensitiva, debido al modo en que mueve su follaje  al ser tocada o expuesta al calor, incluso también lo hace al atardecer.
 Al tocar minimamente sus hojas, estas se cierra inmediatamente y sus tallos menores caen por el peso de las mismas. Este mecanismo  de contracción cumple dos objetivos: en primer lugar, simular ser una planta mustia es ideal para protegerse de cualquier posible predador. y en segundo lugar  sirve para no perder una cantidad excesiva de agua durante el calor del verano e incluso para resguardarse del viento al reducir la superficie.
Símbolo de la elegancia, la ternura y la sensibilidad.
Todavía la Primavera está lejos, la primavera que induce el despertar de la tierra, ella anuncia que no tardará en llegar y Galicia nos recibe en una mar de mimosas amarillas, que te siguen en caminos y senderos haciéndote un pasillo de aroma dulzón, amable e inesperado.
Llegaron a esta tierra a mediados del Siglo XIX desde Australia y agradecida a ella se ha ido extendiendo colonizando montes y laderas.
Para quien viaja, las mimosas constituyen un recibimiento real, dándole una bienvenida olorosa y visual insuperable. Un espectáculo que nos puede transportar a la infancia más dulce, uno de esos pequeños milagros de la naturaleza que evoca tardes de lluvia y fragancia de leña que se quema en el hogar.



martes, 22 de diciembre de 2015

RECETA DE NAVIDAD


 Es importante recordar, como preparar esta estupenda receta que aquí dejo para todos.
¡Está riquísima.!

PREPARACIÓN:
Limpia los recuerdos y quítales las partes echadas a perder o que no sirvan.
Agrégale una a una las sonrisas, hasta formar una pasta suave y dulce.
Ahora añade las esperanzas y permite que repose, hasta que doble su tamaño.
Lava con agua cada uno de los paquetes de la alegría, pártelos en pequeños pedacitos y mezcla todo con el cariño que encuentres.
Aparte, incorpora la paciencia,  la pizca de locura y la ternura cernida. 
Divide en porciones iguales todo el amor y cúbrelos con la mezcla anterior
Hornéalo toda tu vida en el horno de tu corazón.
Disfrútalo siempre con toda tu familia, con el sabor de lo nuestro.



CONSEJO: Se puede agregar a la mezcla anterior dos cucharadas de comprensión y 300 gramos de comunicación para que esta receta dure para siempre.


Cuando un niño nace, nace la esperanza de un mundo mejor, sin embargo ese niño es un regalo que se construye  pulso a pulso, paso a paso.




FELIZ NAVIDAD





miércoles, 22 de octubre de 2014

Horizontes


El mar nos atrae como un iman. Es nuestra vida, nuestra libertad. Es nuestro amor, nuestra fuente de alegría y de sustento. Hacia él volamos soñando y en nuestro sueños llegamos mucho mas allá del horizonte buscando nuestra propia luz.

Susi


Relacionar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...