miércoles, 10 de febrero de 2016

Gaviota


El olor a sal en el aire, la neblina hecha jirones en la ría, el avanzar lentamente de las cortinas de agua de lluvia por la boca norte de la ría de Vigo hasta llegar a tierra. Asomarse al mirador del monte del Castro y ver pasar a los catamaranes mecidos por el vaivén de las olas de un extremo a otro, el sonido de los faros en la densa  niebla para avisar a las embarcaciones del peligro inherente que suponía la navegación a ciegas y...las gaviotas; ese chillido de las gaviotas revoloteando encima de los barcos en la lonja del puerto.Verlas planeando entre las ráfagas del viento y llegar en bandadas al refugio de los arenales o a los muelles cuando amenazaba temporal o tormenta. 


Ese mirar hacia un horizonte que no tiene límites, esa sensación de libertad, ese mar azul, gris o verdoso o totalmente negro salpicado de las luces de colores del puerto en la oscuridad de la noche.
Todo eso impregnó mi niñez y mi juventud de vivencias tan importantes que me hacen recordar siempre el  lugar al que pertenezco.

Existe la creencia de que las gaviotas que sobrevuelan las orillas de las playas, son el último pensamiento de las personas que han muerto en el mar, lejos de su hogar y de su gente.

Cuentan, que esos pensamientos, son siempre, pensamientos de amor. Cuando la vida se extingue es probable que el pensamiento busque a los seres que ha amado para enviarles en ese último instante un mensaje de cómo nos llevamos al otro lado el amor que nos dieron. Por eso, en estas costas se convive con ellas y se las respeta tanto que es extraño que alguien se atreva a matar a una gaviota.
Por su habilidad para aprovechar las corrientes marinas, a veces violentas, con el fin de sobrevolar un mar desatado, por ejemplo, ha incitado a los marineros a creer que su presencia en alta mar representaba el alma de un marinero siguiendo el barco en el que vivió.
Son capaces de volar aprovechando las corrientes de viento, sin necesidad de batir sus alas, sosteniéndose en el aire de una forma que parecen flotar sin moverse.
Al vivir en las costas se les asocia con espíritus libres inspirando a escritores, poetas y compositores musicales. Tal vez porque siempre están al lado del mar o en el mar, o porque son seres bastante libres y apenas sufren ataques de los hombres ni casi de ningún depredador.

La gaviota tiene un gran significado para los marineros, ya que al verlas significa que están cerca de tierra; el


hogar al que regresar después de una dura jornada de pesca. Comparte, la gaviota, con él las capturas y se ha hecho amiga del hombre después de miles de años.

Estas aves necesitan de la ayuda del viento para elevarse debido a su abundante plumaje, sin embargo, son capaces de volar tan rápido como los halcones debido a que sus alas están perfectamente diseñadas para esta actividad que es el vuelo.

Beben agua del océano y la digieren pese a tener tanta sal.
 Es grande y, es muy valiente cuando defiende sus pollos y, dicen que intuyen el momento de su muerte y que por eso es que se dirigen a mar abierto cuando llega el momento.
Seguramente, esto tendrá una explicación biológica, no lo dudo pero...a mi, sin duda, me gusta más pensar que hay una intención en esta ave más profunda y más sentida que la lleva a volar hacia una libertad eterna.

Relacionar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...